Cuajimalpa de Morelos

Información

Cuajimalpa de Morelos

Información sobre Cuajimalpa de Morelos

La delegación Cuajimalpa de Morelos se localiza en el Distrito Federal. Está formada por una extensión territorial total de aprox. 7,729 kilómetros cuadrados. Dicha delegación presenta colindancias territoriales con otros lugares como los municipios de Ocoyoacac al poniente, con Huixquilucan al norte (lugares que se encuentran en el Estado de México), también colinda en la parte norte colinda con la delegación Miguel Hidalgo y al oriente con Álvaro Obregón y La Magdalena Contreras.

Las coordenadas geográficas entre las que se encuentra situada la delgación de Cuajimalpa de Morelos son entre 19° 24' y 19° 13' latitud norte y 99° 15' 99° 22 longitud oeste. De acuerdo a los resultados que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía sobre el tercer conteo de población que se realizó en el 2010, la delegación de Cuajimalpa de Morelos cuenta con un total 187,206 habitantes.

Sitio Web del municipio de Cuajimalpa de Morelos, D.F.

Historia

Historia de Cuajimalpa de Morelos

El pasado histórico de la Delegación de Cuajimalpa de Morelos permite remontarnos a épocas antiguas para ver todo lo que sucedió en su territorio, desde su fundación con los primeros pobladores pero antes de eso se trató de un lugar grande en donde sólo la naturaleza vivía en todo su esplendor, en donde la Ciudad de México es considerada una de las pocas en el mundo que posee una historia tan rica y antigua, cuyo desarrollo y cambios planeados en cada época permitieron convertirse en una zona metropolitana que recuerda los asentamientos humanos desde hace más de 2 mil años y esto continúa siendo motivo de orgullo de los mexicanos porque todo pasó por cosas tanto positivas como negativas pero que sin duda fueron puntos claves en el avance de sus poblaciones y en el caso de la delegación, esto no fue la excepción al estar muy relacionada con lo sucedido en la ciudad.

Sus orígenes se remontan al año de 1342 cuando comenzó un poblado pequeño en donde llegaron los Tepanecas, quienes fueron relacionados con el grupo de los Otomíes y decidieron establecerse en la región porque les había llamado la atención las características del lugar, siendo así como se dio origen a los primeros habitantes de la Delegación. Cabe señalar que los Tepanecas se conocieron como un grupo que logró fundar poblados, siendo una de las siete tribus que dieron inicio a la migración desde la zona de Chicomoztoc a otras en México, además de tener un poderío militar en lo que era una de las mejores zonas de ese entonces, en donde fundaron Azcapotzalco que fue el principal altépetl del territorio dominado por dicha tribu y que fue conocido como "Tepanecapan". Ellos fueron controlados de manera política y administrativa por Azcapotzalco y este dominio duró hasta el año de 1427.

Los diferentes habitantes de varios pueblos que había en el Valle de México comenzaron a hacer movimientos que fueron calificados como rebeldes. Después se dio la famosa Triple Alianza que se formó por Texcoco, Tenochtitlán y Tacuba, siendo la última confederación de estados indígenas en la zona antes indicada y esto se dio durante el período posclásico mesoamericano, en donde estaba conformada por México-Tenochtitlán y ese territorio tenía una filiación étnica nahua, mientras que Tetzcuco era de filiación acolhua y Tlacopan de tradición otomiana. En esa época se dieron algunos enfrentamientos y sus tropas lograron derrotar en Huixquilucan a las de Azcapotzalco, haciendo que después los obligaran a refugiarse en Cuauhximalpan porque otros grupos sabían que si se quedaban en la región podían perder la vida.

Fue hasta el año de 1432 cuando finalmente les permitieron regresar a su lugar de origen, esta conquista se tomó como definitiva cuando se llevó acabo en 1437 en el gobierno del Tlatoani Mexica Izcóatl que en español significa "Serpiente de Obsidiana" la conquista Cuauhximalpan, por lo que fue tuvo que ser transferido al reino de Tlacopan. Cabe indicar que después de esa derrota por parte de los tres señoríos, se dio el régimen zuyuano que fue conocido como una estructura ideológica y esto se tomó como una formación política que después tuvo algunas repercusiones en el tributo, como la impartición de justicia y las campañas militares que se desarrollaron en aquel tiempo. La historia señala que esa forma de gobierno no sólo existió en el altiplano mexicano, sino que también se dio en otros lugares y en diversas etnias como en los Tarascos con Tzintzuntzán-Ihuatzio-Pátzcuaro, en los Mayas con Uxmal-Chichen Itzá-Mayapán y en los Mixtecos con Tilantongo-Teozacoalco-Zaachila.

Después de que llegaron los españoles al territorio mexicano, el 8 de noviembre de 1519 las tropas armadas que estuvieron al mando de Hernán Cortés entraron a varios territorios y fue cuando comenzaron los problemas con varios grupos indígenas. El 30 de junio de 1520 se dio una batalla larga y sangrienta en donde los españoles vencieron a los indígenas y les impidieron huir, muchos trataron de hacerlo pero les fue imposible por la situación que se había dado en esos momentos. Un grupo de guerreros indígenas logró refugiarse el 1 de julio de ese mismo año en la zona de Cuauhximalpan para poder descansar algunas horas. Pasaron varios años después de esos enfrentamientos, cuando se dio el triunfo de los españoles, en donde Hernán Cortés decidió incorporar a Tenochtitlán, junto con otros pueblos indígenas a su señorío que era el Estado y Marquesado del Valle.

La palabra señorío era una institución propia de la Edad Media y la Edad Moderna en España, muy parecida a lo que se conoció como el feudo del Imperio carolingio. Eso se dio en los reinos cristianos del norte peninsular y con el tiempo se fue extendiendo a otros territorios. En general se conoció al señorío como una donación hereditaria de tierras y vasallos, lo que incluía la jurisdicción que era dada por monarcas a nobles o clérigos como parte de un pago por sus servicios prestados o también como recompensa a los méritos que habían hecho y que debían ser reconocidos de forma especial pero esto también se hacía por su merced o voluntad. Fue así como Cortés tuvo el apoyo de la corono española y logró fundar varios pueblos como en el país como Santa Rosa y Santa Lucía en lo que se llamó la Nueva España.

También le dio mayor importancia a otras zonas que ya estaba formadas como las de Cuauhximalpan, Chimalpa, San Mateo Tlaltenango y Acopilco, lugares que fueron asignados con nombres españoles porque ahora eran ellos los que gobernaban la nueva nación. Siempre protegió a sus hombres a lo largo del camino México-Toluca y después hizo que varias zonas prosperaran en cuanto a sus asentamientos agrícolas y ganaderos porque sabía que eran dos actividades importantes que eran básicas para el trabajo y sobrevivir cada día. Los lugares mencionados fueron poblados principalmente con indios amigos del español porque desde ese entonces el tener influencias y saber relacionarse con personas importantes y de poder, tenía grandes recompensas como el apoyo en todo, la sesión de tierras, el tener puestos de poder en cuestión de gobierno, social, económico, etc.

En el año de 1534 Cortés otorgó varias porciones de tierras al pueblo y decidió ponerle el nombre de San Pedro Cuauhximalpa, asimismo concedió tierras a varias poblaciones de la región como por ejemplo San Lorenzo Acopilco, San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa, zonas que a partir de entonces fueron parte de los bienes que tuvo Hernán Cortés y que fueron aprobados por la Corona Española, siendo definidas como parte de su reino particular porque no se debe olvidar que debido al respaldo del gran poder que tuvo, pudo tener grandes cantidades de terreno en muchas partes del país, así como inmuebles en donde vivió por temporadas y otros sólo fueron usados de paso cuando viajaba.

En cuanto al aspecto de la religión, es preciso señalar que Cortés era muy católico y entre los santos de los que era devoto, el principal fue San Pedro, quien desde que era muy joven se enfermó gravemente y su familia le pidió a dicho santo para ayudar a Hernán, lo cual consideraron como un verdadero milagro porque salvó su vida y desde entonces, cada año festejaba su día en la iglesia o en su casa y por esa razón era su santo más importante. Además, su fe fue tan grande que a su primogénito lo bautizó con el nombre de "Pedro" en honor al santo. En la época colonial se dieron otros cambios en el país y en el caso de lo que antes era Cuauhximalpa (ahora Cuajimalpa), continuaba siendo un pueblo pequeño del que dependían otros que eran mucho más chicos. Muchos de sus habitantes se dedicaron labrar y quemar madera, consideradas como dos actividades básicas que ayudaron al crecimiento de varios aspectos en las poblaciones.

Es fundamental señalar que Cuauhximalpa tenía muchas zonas de bosques y eso era aprovechado por sus habitantes, quienes eran leñadores y carboneros pero también se fueron desarrollando otras ocupaciones como la agricultura y la ganadería, mismas que en un comienzo eran sólo de nivel familiar para poder comer cada día. Fue en ese mismo lugar en donde se erigió la ordenanza real de Señalamiento y Corte de los Montes, lo cual se hizo en la ley 14 de la Novísima Recopilación, en cuyos puntos se marcó el artículo 1° y 2° la obligación de los ayuntamientos y pueblos de cada lugar del país, tener siempre vigilancia y reconocimiento de los montes, mientras que en el 3° se señaló que no se permitía talar o cortar los montes, sólo cuando contaran con un permiso especial para eso porque se querían conservar en estado totalmente natural.

Además, se señaló que quienes quisieran talar, primero debían dar razones del por qué hacerlo, como proveer de la leña necesaria y hacer el carbón. Fue así como después de un tiempo se mostraron varias reglas y una de ellas fue que sólo se podría cortar los árboles bien formados, dejando en ellos el tronco con dos de las ramas madres por donde se pudieran criar, se medren y se mantengan para poder hacer que siguieran siendo árboles vivos que se desarrollaran más tarde, en lugar de sólo cortarlos y dejar vacío el lugar donde algún día estuvieron, porque los el gobierno sabía que era punto esencial en todo lo que se quería hacer con los bosques de la Ciudad y del país en general. El segundo punto a considerar fueron las maderas que los vecinos necesitaban para reparar y fabricar sus casas, templos o molinos, en donde sólo se podía cortar de los árboles que estuvieron en sazón, dejando la mejor pica y guía que tuviera el árbol para su medra.

Muchas cosas se dieron bajo licencia por escrito por parte del Regidor o Comisario de cada lugar para hacer los cortes de los árboles, pero tenían la obligación de reponer más con nuevas plantas, así se fueron conservando los bosques y no perdieron el encanto natural que los caracterizaba. También se dio el artículo 4° en donde se marcó que los dueños de los montes particulares debían participar activamente en sus tierras al replantar cada año los árboles que durante el transcurso del mismo habían cortado, esto como forma de respetar la naturaleza, además de señalar que en caso de no hacerlo como lo indicaba el reglamento, el propietario debería pagar los gastos que en este trabajo se eroguen.

El artículo 10° señalaba que el gobierno era quien debía decir o proponer un premio a los pueblos y/o personas particulares, presentaran cada año plantíos logrados de tres tantos más de árboles que hayan cortado, teniendo siempre evidencias de todo lo que hacían en pro del cuidado y preservación de los bosques. Dichas leyes de Novísima Recopilación se hicieron muy populares en aquella época, permaneciendo vigentes durante muchos años en lo que fue el México Independiente. Por otro lado, en muchas partes de Cuajimalpa se podían ver las influencias arquitectónicas del extranjero como por ejemplo de Europa, pero también había muchas casas y edificios que se habían edificado bajo la arquitectura colonial y un ejemplo de esto es la Parroquia de San Pedro Cuajimalpa que se hizo entre los años de 1628 y 1755.

Con el paso de los años se realizaron varias modificaciones en el interior de dicha parroquia o también llamada iglesia y poco a poco se fue haciendo más grande, siendo en 1785 cuando se hizo la torre del norte y en 1925 se hizo otra pero en la parte sur. La iglesia fue dependiente de la parroquia de Mixcoac y tiene varios tesoros artísticos como la figura de San Miguel y la Virgen de Guadalupe que se hizo como copia fiel de la original, además de varios cuadros, pinturas, otras esculturas, fotografías y elementos litúrgicos. Durante el siglo XVIII se dieron otras actividades económicas importantes y una de ellas se relacionó con la instalación del local conocido como La Venta de Doña Marina que se ubicó a la orilla del Camino Real a Toluca en donde se crearon varios puestos laborales que fueron aprovechados por la población.

Es preciso indicar que algunos comerciantes tuvieron conflictos con varias comunidades indígenas que ofrecían los mismos servicios en las ventas del Tianguillo y La Pila, porque los precios eran similares pero se creía que los habían copiado de los primeros comerciantes que iniciaron las ventas, además de que en esos dos lugares era muy seguro que pudieran vender sus productos además de ser seguros para todos porque en ese entonces había problemas de seguridad por el vandalismo pero había excepciones porque se consideraban tan seguros que ahí estaban salvo del ataque de los salteadores. La situación de los comerciantes fue cambiando con el tiempo, viendo que todos tenían derecho a vender sus cosas, siempre y cuando fuera algo legal y no robado porque todos sabían que existía un reglamento que debía ser seguido y respetado por la población en general.

Cabe indicar que se dio la búsqueda del deseado fomento económico, siendo el comercio una actividad que logró ser preponderante entre los gobernantes y habitantes, teniéndolo en una primera posición porque sabían que su práctica representaba la medida del progreso económico de cada lugar. Otro evento histórico se dio el 4 de mayo de 1884 cuando se inauguró el ferrocarril de México a Toluca, siendo el primer día en que corrió dicha ruta y para muchos fue visto como un paso grande al avance tecnológico y a la realización de actividades comerciales, además de incentivarla comunicación entre varios lugares. Lo contrario de esto fue que muchos comerciantes comenzaron a ver que la venta de sus productos decayeron considerablemente, porque comenzaron a ver que las ventas que tuvieron antes de eso eran más que las que tuvieron después de surgir el ferrocarril.

Una de las razones que se consideraron fue que los viajeros preferían recorrer el trayecto señalado anteriormente en tren, que caminar a los lugares de venta para comprar lo que necesitaban. Se delimitó la zona conocida como "La Venta" en donde había muchas personas con pequeños puestos muy variados, en cuya área había varios restaurantes que vendían antojitos mexicanos y en donde muchos iban a comer durante el día. Un problema que después surgió fue que en el Monte de las Cruces había muchas personas muertas a consecuencia del vandalismo, por eso se le asignó dicho nombre. Había varias zonas en donde se podían ver algunos pasajeros que habían sido asesinados por bandidos que querían dinero o quitarles sus productos. Esto fue algo muy sonado en aquel entonces y por eso muchos trataban de evitar salir en la noche y caminar por lugares que estuvieran solos u oscuros.

En el monte señalado se encuentra un pequeño monumento en donde está el sitio en que estuvo el Cura Hidalgo el día de acción contra el coronel realista Trujillo que se dio el 30 de octubre de 1810, por lo que fue parte de un honor al cura por las acciones que realizó en pro de los mexicanos. Durante el siglo XIX ese mismo monte existió hasta que se dio el establecimiento de la República, siendo usado como guarida de los insurgentes y escondite de bandidos, conocido como un lugar de asaltos muy frecuentes, en donde los asesinos tenían valor porque siempre estaba solo todo el lugar, además de ser oscuro al caer la noche debido a que no había lámparas que iluminaran un camino. Fue hasta el siglo XXI cuando las cosas cambiaron y poco a poco se fue convirtiendo en un lugar ideal para la realización de deportes debido a las características naturales y geográficas que tenía el monte. Esto comenzó a ser aprovechado por las personas, además de que era un lugar para el sano esparcimiento de chicos y grandes.

Más tarde comenzó a ser usado por muchas familias para la realización de celebraciones porque comenzaron a ver que era un lugar que tenía muchas cualidades, una de ellas era que los terrenos eran muy grandes, podían estar en contacto directo con el ambiente natural, disfrutando del aire. Después de un tiempo el gobierno local decidió llevar a cabo la construcción de un acueducto que conducía el agua de los Leones y del Desierto hacia la porción norte de la Ciudad de México, el cual comenzó en la parte de arriba de Chapultepec, pasaba al norte de dicho lugar, quebraba por la calzada de la Verónica y volvía a doblar en el oriente al entrar a la Ciudad por Tlaxpana hasta llegar al torrente de la Mariscala en donde estaba la caja repartidora. Otro cambio que se dio en el año de 1892 fue la destrucción de los arcos de la avenida que conducía a Tlaxpana, haciendo que en poco tiempo desapareciera la arquería que tenía más de 900 arcos.

Otro sitio de gran historia es el Desierto de los Leones, el cual actualmente es considerado un Parque Nacional en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos y esto ha hecho que más personas en el país y el extranjero deseen visitar este emblemático lugar con una gran naturalidad. La declaración como tal fue hecha mediante un decreto presidencial el 27 de noviembre de 1917, lo cual fue publicado en el Diario Oficial hasta el 6 de mayo de 1981 en donde se asentó el reconocimiento de derechos y títulos de los comuneros de San Mateo Tlaltenango, expidiendo certificados por el Archivo de la Nación el 27 de abril de 1916 y el 15 de enero de 1971. Muchas personas tuvieron algunos problemas con relación al Desierto de los Leones, principalmente los que vivían en San Mateo porque peleaban las tierras que les habían dado como ejidos invadidas por el señor Manuel Torres, quien era el propietario de la hacienda que estaba cerca del lugar.

El Conde de Gálvez había aprobado las diligencias de mensura el 12 de julio de 1689, lo cual fue realizado por Pedro de Labastida, cuya acción condujo a que se entregaran 500 varas de tierra por cada viento, surgiendo la necesidad de una orden judicial el 27 de abril de 1690 en donde se dio posesión al pueblo de San Mateo Tlaltenango los terrenos de la Loma Pachuquilla mediante la donación en el año de 1922, otorgando al poblado una superficie de 2 500 000 hectáreas que fueron tomadas de la hacienda Buenavista y esto se hizo con la finalidad de beneficiar a 138 hombres de familia que habían peleado por tener tierras para ser trabajadas, pero había sido imposible antes de la fecha señalada porque el poblado se encontraba en posesión de las tierras.

La Real Cédula consideró a la loma de Pachuquilla que los habitantes de San Mateo Tlaltenango habían pedido al Alcalde Mayor del Estado y Marquesado del Valle, el señor José de Asso y Otal para que se les hiciera Merced de los remanentes de agua que bajaba de un ojo de agua que estaba ubicado en la zona donde estaba el Desierto de los Leones y que pasaba por el pueblo de Santa Rosa Xochiac y la hacienda de Buenavista. Esto fue concedió por resolución el 20 de diciembre de 1762 porque tiempo antes ya se había trabajado dicho tema el 4 de enero de 1624 cuando el Rey Felipe V les mercadeó los terrenos montuosos que comenzaban del cementerio y llegaban a la barda del convento pero en 1762 las cosas ya se había hecho más claras y fueron definidas de manera oficial. La naturalidad del paisaje que aportaba el desierto era especial para muchos, por eso fueron surgiendo personas que tenían un gran interés para explorar la zona y las ruinas que se encontraba en esa misma área.

El responsable de haber otorgado el título de "Parque Nacional" al Desierto de los Leones fue el entonces Presidente de la República, Venustiano Carranza quien promulgó el decreto el 15 de noviembre de 1917. Otro evento se dio el 19 de diciembre de 1983 cuando el Presidente de México, Miguel de la Madrid Hurtado decretó la expropiación de 1,529 hectáreas a favor del Departamento del Distrito Federal con la finalidad de usarlas para la preservación, explotación y embellecimiento del Desierto de los Leones, sabiendo que de esta forma se convertiría en un lugar ideal para conocer en la Ciudad y ser punto de atracción turística por la belleza natural que poseía. Esto se hizo oficial mediante una publicación en el Diario Oficial de la Federación el 23 de septiembre de1998, asimismo se declararon las zonas de restauración ecológica con diversas superficies que fueron afectadas por los incendios forestales ocurridos en 1998.

Las áreas incluidas fueron cerca de 400 hectáreas del Desierto de los Leones y algunas zonas cercanas al Contadero en donde en 1753 había una hacienda agrícola que tenía mucho movimiento de trabajadores y producción, por lo que también se tomaron en cuenta para la conservación de una parte importante de ese lugar. Otra parte de la historia muestra que varios poblados que forman parte de la Delegación de Cuajimalpa de Morelos son ricos en tradiciones culturales que en la actualidad continúan existiendo con más fuerza porque se han logrado transmitir de generación en generación y eso ha permitido que se sigan realizando con gran entusiasmo por parte de sus habitantes. En el Diario Oficial de la Federación del 16 de julio de 1987 se mostró la descripción de la línea de conservación ecológica que se había delimitado en años anteriores, por lo que más personas pudieron conocer sobre los cambios y mejoras que el gobierno federal había realizado en pro del cuidado de las zonas naturales de la Ciudad de México.

Fue hasta 1928 cuando Cuajimalpa fue considerada como un municipio pero un año después, el 1° de enero cambió para ser una Delegación que integrara al D.F. y así permanece en la actualidad, siendo hasta el año de 1970 cuando se le denominó "Cuajimalpa de Morelos". Es fundamental mencionar que debido a los cambios planeados en el territorio, la delegación tuvo algunas dificultades respecto a su actividad primaria porque iba en decaimiento, haciendo que hombres que eran obreros no calificados y mujeres que eran trabajadoras domésticas comenzaran a viajar más seguido a otros puntos de la Ciudad de México, esto sucedió debido a la falta de fuentes de empleo a nivel local y fue por eso que en Cuajimalpa se dieron algunos problemas económicos, haciendo que quieres trabajaban en su lugar de origen, tuvieran que hacer recorridos de varias horas para llegar a sus lugares de trabajo.

Con el tiempo se impulsando la industria en varias zonas del D. F. y eso provocó que poco a poco se diera una fuerte migración y altas tasas de crecimiento poblacional, lo que dio como resultado la ocupación irregular en varias partes de dicha área. Esta determinación hizo que se desviaran construcciones de casas hacia los lugares vecinos a la delegación y a algunos municipio del Estado de México, cuyo proceso se dio de 1950 a 1980 y aun así la población se incrementó considerablemente a pesar de que tiempo atrás había sido considerada como una de las más pequeñas en cuestión del número de habitantes que había en su territorio. Cuando ocurrió el terremoto de 1985 en la Ciudad de México, las secuelas que dejó fueron devastadoras porque muchos lugares se destruyeron por completo, grandes y pequeños edificios colapsaron, miles de casas también se derrumbaron y se perdieron muchas vidas.

La zona centro tuvo que se reestructurada por completo y eso provocó la aceleración del ritmo de descentralización de los servicios hacia la parte poniente y sur del D.F y fue cuando la Delegación de Cuajimalpa de Morelos comenzó a formarse en un polo de desarrollo emergente en la ciudad y en donde muchos edificios se construyeron, llegaron grandes consorcios en la parte noreste de la delegación y se crearon otras zonas que lograron ser parte de la atracción e interés de habitantes y turistas, lo cual se hizo con la finalidad de reactivar la economía que había quedado paralizada por lo sucedido en el terremoto mencionado. Fue así como Cuajimalpa comenzó a ser un lugar atractivo para la inversión inmobiliaria, haciendo que más personas quisieran ir a vivir a dicho lugar para comenzar una nueva vida.

En los 90 se llevó a cabo el programa de Zonas de Desarrollo Controlado que ahora son los Programas Parciales de Mejoramiento, en donde uno de los propósitos de eso fueron evitar que la zona continuara creciendo de forma anárquica y sin control, haciendo que todos tuvieran que pedir permiso al gobierno para poder construir. Hubo un tiempo en que los terrenos de Santa Fe fueron utilizados como tiradero de basura de la ciudad, pero eso hizo que se estableciera un plan enfocado en el desarrollo y cuidado de las zonas mediante la expropiación de esos predios y se hizo con el decreto firmado por el Presidente Miguel de la Madrid Hurtado el 25 de julio de 1984. Cuajimalpa de Morelos comenzó a ser un lugar importante, en donde muchos más tomaron en cuenta sus características geográficas privilegiadas y la poca contaminación del aire que había en el año 2000.

Lo anterior hizo que la zona delegacional se convirtiera en el lugar idóneo para el desarrollo de grandes extensiones de habitación residencial, así como para la construcción de empresas y comercios de todo tipo, haciendo que más empresarios mexicanos y extranjeros tuvieran el interés de invertir. Todos los avances que se dieron provocó de cierta manera, el desplazamiento de la población nativa, además de la población de ingreso medio y bajo, quienes pasaron a ocupar varios terrenos que eran del suelo de conservación y esto se hizo a través de la construcción de viviendas básicas e informales en muchas áreas del D.F. Es así como Cuajimalpa ha tenido grandes cambios desde su fundación hasta llegar al siglo XXI, lugar que es conocido como uno de los más antiguos, con una rica historia, cultura, tradicionales, fiestas religiosas, en donde el arte es una parte preponderante y la naturaleza es algo especial que en la actualidad sigue siendo una atracción especial para muchas personas dentro y fuera del país.

Atracciones

Atracciones en Cuajimalpa de Morelos

La Delegación de Cuajimalpa de Morelos se caracteriza por tener varias zonas atractivas que se conocen como tal porque ofrecen elementos de interés para habitantes y turistas que visitan la zona, por eso el gobierno local tiene una relación de zonas y construcciones consideradas como Patrimonio Cultural, Urbano y Arquitectónico en la Ciudad de México, aunque algunas de ellas no tienen ese declaración de manera oficial, aunado a que también existen las que son totalmente tradiciones que tienen un ambiente muy familiar y eso forma parte del gusto de las personas, tanto de niños como de jóvenes, adultos y de la tercera edad. Es así como la presente sección muestra todos los lugares y edificios que tienen una gran historia y además constituyen verdaderas atracciones para quienes las visitan, ya sea por recreación, para conocer su arquitectura y otros aspectos.

Una de las áreas más famosas y visitadas en la delegación es el Parque Nacional Desierto de los Leones que es considerada la más grande que está ubicada en la porción poniente de la delegación de Cuajimalapa de Morelos y también comprende parte de Álvaro Obregón. Para poder llegar a este lugar puede hacerlo en automóvil y existen tres vías idóneas, una es por el antiguo camino al parque que se puede accesar por la lateral del Anillo Periférico con dirección al Sur a la altura de la colonia Altavista y San Ángel, camino que deberá seguir hasta llegar al Desierto de los Leones; la segunda vía se toma a la altura de la caseta de cobro de la Autopista México - Toluca, deberá pasar por Santa Fe y Cuajimalpa, después seguir a San Ángel y Altavista y ahí se encuentra la colonia Tetelpan, camino que seguirá para llegar al parque.

La tercera opción que tiene es salir de la zona sur del Distrito Federal, seguir por el Periférico, deberá tomar la súper vía Luis Cabrera que lo conducirá a una bifurcación, a mano derecha se encuentra la ruta a Santa Fe y a la izquierda seguirá el camino para llegar al parque. Dependiendo de la zona donde se encuentre o donde quiera salir, es el camino que deberá recorrer aunque también está la opción de tomar un taxi seguro para que lo lleve a su destino. Se trata de una amplia zona ecológica en donde se encuentra el ex-convento del Carmen y en donde también hay nueve ermitas, los cuales forman parte de ejemplos de arquitectura Mexicana del Siglo XVII, haciendo que las personas puedan conocer todo sobre estos lugares históricos. Es elemental indicar que este lugar es considerado como intocable al definirse con el nombre de preservación ecológica pero está abierto al público para que puedan disfrutar de todo lo que tiene en un ambiente totalmente natural.

El Desierto de Leones cuenta con una superficie aproximada de 1529 hectáreas y su importancia se debe a que el 17 de diciembre de 1917 fue declarada Parque Nacional, haciendo que el interés de las personas se haya despertado más sobre lo que tiene y forma a este gran lugar. De acuerdo a los datos publicados por el gobierno local, es básico mencionar que las diversas construcciones que se encuentran dentro del parque nacional cuentan con una protección especial debido al valor arquitectónico, cultural e histórico que poseen. Los datos históricos muestran que en la época colonial, la zona en donde está el parque fueron tierras de uno de los caciques de la familia León, las cuales cuidó porque eran ricas en agua debido a que el líquido existía en varias partes, así como por la gran fauna y flora que existía y que estuvo durante mucho tiempo sin ningún tipo de alteración por la mano del hombre.

Este bosque pasó por varias etapas y una de ellas fue que una parte sirvió de paso entre la Ciudad de México y Toluca; otro suceso importante fue que cuando la orden religiosa de los carmelitas llegó a la ciudad, comenzaron a construir grandes edificios para poder evangelizar a la población y una de las tierras que eligieron para su creación fue dicho lugar, en donde edificaron un convento que tuvo uso para el retiro y la meditación cristiana, haciendo que las personas que participaron en sus actividades, sintieran la tranquilidad, seguridad, frescura, así como el silencio y paz del lugar, rodeados de una armonía sin igual porque estaba lejos del bullicio de la gran ciudad. A todo el lugar se le llamó "Desierto" pero era un bosque, viviendo nuevas experiencias religiosas y eso hizo que fuera muy conocido en muchas partes del D.F. y más tarde en el país.

Cuando se inició la Guerra de Independencia en el país, los carmelitas tuvieron que dejar el convento y esto provocó que cedieran la zona y su construcción al gobierno de la capital virreinal, además de otras zonas y edificios que fueron usados para instalar a varios cuarteles militares. El uso se dio a comienzos del siglo XIX, sin embargo ese lugar fue abandonado y quedó a merced de servir como guarida de bandidos, pero más tarde se creó una fábrica secreta que se enfocó en la fabricación de moneda falsa, lo cual hizo que el prestigio que tenía todo ese lugar, se fuera perdiendo por los actos ilegales y vandálicos que se hicieron ahí. Cuando se dio la época de la Reforma, el gobierno de entonces sabía que eran un gran problema el tratar de controlar las cosas ilegales pero reconocieron que el famoso "Desierto" tenía muchas cosas a favor como los recursos acuíferos y forestales que seguían existiendo.

Fue por eso que hizo que la zona fuera usada para satisfacer la demanda que existía en la población de la capital, específicamente en Santa Fe porque era uno de los poblados cercanos, en donde se construyó un acueducto que llevaba el agua delgada porque eran bajas en sales y popularmente así se le conoció. Esto fue planteando varios cambios en los demás gobiernos y otro suceso fue cuando se declaró a varios montes como zonas de reserva forestal e interés público en el año de 1876 y fue como poco a poco más personas fueron reconociendo el impacto natural en las zonas verdes de la ciudad. Cabe señalar que durante la Revolución, el entonces presidente de la República Mexicana Venustiano Carranza, el 15 de noviembre 1917 promulgó un decreto que otorgó la categoría de "Parque Nacional" al Desierto.

En el siglo XX se planteó un crecimiento acelerado en la Ciudad de México y en Cujimalpa de Morelos no fue la excepción, haciendo que la zona del poniente aumentara considerablemente, naciendo la necesidad de tener más espacios naturales porque en los que había se construyeron casas y unidades habitacionales, esto fue definido por el gobierno de la ciudad porque se dio cuenta de que era fundamental tener zonas de esparcimiento, recreación y en donde se diera el cuidado y se hiciera conciencia sobre lo elemental de tener lugares naturales. Esto hizo que el gobierno local y federal unieran sus fuerzas para buscar y promover la conservación y expansión del Desierto de los Leones, así como de otras áreas. El 19 de diciembre de 1983 el entonces presidente del país, Miguel de la Madrid Hurtado decretó la expropiación de 1,529 hectáreas a favor del Departamento del D.F., lo que hizo que toda la zona antes mencionada se destinara a la preservación, explotación y embellecimiento, porque tenía muchas cualidades que debían ser consideradas para atraer el turismo y así poder movilizar la economía.

El 16 de abril de 1999 se dio otro evento histórico cuando la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca hizo un contrato de firma con el Gobierno del Distrito Federal para que éste transfiriera la administración del Parque Nacional Desierto de los Leones al gobierno local y todo se resolvió a través de un acta de entrega del 24 de noviembre del año siguiente, fue por eso que en la actualidad forma parte de un lugar abierto al público y en donde se puede convivir con la naturaleza que rodea toda esta área. Esto permite indicar que una atracción en este lugar es el Ex Convento de las Carmelitas Descalzos que llegaron a los Montes de Santa Fe en 1605 para hacer que la religión fuera parte esencial en la vida de la población y fue por eso que comenzaron a construir iglesias, capillas y conventos para llamar a las personas a acercarse para conocer la religión y así poder evangelizarse.

Después de haberse construido el primer convento en el Desierto de los Leones, sucedió un fuerte temblor y destruyó parte del inmueble, lo que provocó que en 1705 se edificara uno nuevo con estilo barroco y es el que continúa existiendo en la actualidad. Las zonas que aún se conservan en el ex-convento son las celdas y oratorios en donde se hacían los retiros espirituales. Es fundamental indicar que la zona de las celdas era muy limitada en tiempos pasados porque sólo el religioso que dormía en alguna de ellas era el que podía accesar a ese lugar, debido a que estaba prohibido que visitara alguna otra y también lo era para otras personas o religiosos el ingresar a ese lugar. Esto significa que sólo un asignado podía pasar a las celdas y no más personas, situación que así estuvo durante mucho tiempo y ahora sólo queda el recuerdo de eso.

Otra zona que continúa existiendo es un sótano que es considerado como uno de los lugares más atractivos que existen en la zona, la cual cuenta con varias leyendas que con el tiempo se fueron creando y ha hecho que las personas se interesen en conocer este sitio que antiguamente era un sistema hidráulico. Cabe decir que en una parte de la iglesia en donde las personas hacían sus oraciones y que está situada justo en el centro del ex convento, sigue teniendo el eco de los cánticos de los monjes que habitaban el lugar, lo cual se da por la forma de la construcción que permitió tener eco en ese lugar en específico y es otra parte de las atracciones del recinto religioso, el cual es para los curiosos que disfrutan recorrer lugares antiguos que a través de su historia se pueden acercar a lo que hace mucho tiempo fue un lugar de grandeza, atractivo y principalmente sagrado en todo sentido, aspectos que actualmente continúan siendo tomados en cuenta por muchos.

Se trata de la capilla de los secretos, bautizada con ese nombre que alude sobre la forma segura de su construcción, cuenta con una sala externa al ex convento que se utilizó para establecer comunicación religiosa entre las personas que dirigían el recinto y se dice que en la actualidad sigue teniendo el efecto de resonancia en donde no se permite contacto visual ni personal, sólo de manera auditiva entre dos personas que se encuentren en la misma sala y eso les permitía contarse sus secretos que aún se pueden escuchar. Muchas personas usaban ese lugar de forma esporádica porque como ya se mencionó, se trató de algo especial en donde podían contarse cosas importantes que no todos podían saber y por eso sus secretos podían ser guardados pero ahora el ruido que se escucha en la zona es de murmuros del pasado.

Otra zona del mismo lugar es en donde se hospedaban las personas, formado por un espacio amplio que está fuera del área de clausura y ahí fue usado para hacer visitas y retiros espirituales siempre y cuando llevaran patente. En el siglo XXI sigue existiendo pero ahora es la entrada principal del recinto, por lo que varias cosas han cambiado conforme al paso del tiempo y esto no fue una excepción. Ahora bien, para quienes desean saber todo lo que pueden realizar en el parque del Desierto de los Leones, se enfocan en estimular el aspecto natural mediante actividades enfocadas en la educación ambiental en donde chicos y grandes se pueden divertir en total seguridad y en convivencia con la naturaleza, siendo ideal para el sano esparcimiento de los visitantes. Existen muchas cualidades en ese lugar, mismas que son aprovechadas por quienes asisten al parque y pueden realizar recorridos en bicicleta con la propia o rentar una en el lugar, también se puede hacer picnic o una parrillada tomando en cuenta aspectos de seguridad, descansar un rato con sus acompañantes.

Cabe indicar que en el parque se encuentran varios puestos de comida típica en donde se pueden disfrutar de platillos exquisitos, mientras sigue disfrutando del ambiente del lugar. Las caminatas son de las más practicadas por los visitantes porque permiten explorar el bosque que existe, conociendo más sobre su flora y fauna como dos elementos básicos e indispensables en el ecosistema. Este lugar es considerado como uno de los más atractivos en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos y su importancia radica en el hecho de que es intangible porque en la actualidad no se pueden hacer construcciones ahí porque se cuida el bosque y todo lo que posee de forma natural. Así como las actividades mencionadas en esta sección, se pueden realizar otras siempre y cuando estén dentro de las normas que existen en este sitio, tomándose en el tiempo que desee para disfrutar el ambiente, para reflexionar y pasar un tiempo en familia y con sus amistades.

Para los interesados en realizar una boda, el parque del Desierto de los Leones renta una zona para ese fin, siendo la infraestructura del monasterio el lugar ideal para ese evento especial porque cuenta con un paisaje idóneo para la ocasión. Esto permite decir que el lugar es ideal para todo porque favorece el esparcimiento familiar y constituye una alternativa interesante para que personas de todas las edades puedan disfrutar ampliamente de un día lleno de aventura, diversión y también de descanso, lo cual dependerá de las actividades que realicen, añadiendo que se pueden hacer paseos a caballo, siendo una forma adicional de conocer todo lo que tiene este gran lugar. Aquí venden la bebida de pulque es que tradicional en la Ciudad de México y lo puede encontrar en una gran variedad para todos los gustos.

Los restos de las construcciones que aún quedan dentro de la zona del parque, forman las vistas llamativas de este paraje de montaña, mismas que se funden con el bosque que las rodea en medio de la tranquilidad del ambiente natural en donde hay jardines, fuentes y espacios amplios, frescos y seguros que permite sentir el pasado, respirando el presente haciendo que nuestros sentidos sean testigos de la riqueza que tiene este entorno natural que rodea a la Ciudad de México y que es orgullo de los mexicanos. Como dato adicional, el parque cuenta con un museo de sitio y varios salones para exposiciones temporales para que se den a conocer diversos trabajos y obras de artistas muy variados de México y el mundo, así como otras salas de exposiciones permanentes, lo que ha permitido ser sede de diversos eventos culturales y artísticos como conciertos de música sacra y ferias de horticultura, la cual se trata de una técnica de cultivo de plantas que se desarrollan en huertos, produciendo hortalizas para el consumo.

Lo anterior permite indicar que dentro del parque se hacen actividades culturales especiales que se programan durante el año y algunos ejemplos de esto son exposiciones de arte y de fotografía, conciertos, obras de teatro, festivales, ferias, presentaciones, tomas cinematográficas, eventos ecológicos, conferencias de prensa que están relacionadas con cultura, se imparten algunos cursos y seminarios al igual que varias sesiones plenarias. Esto permite tener diversas cosas que formen parte del interés de los visitantes, haciendo que la popularidad de este gran lugar continúe creciendo en la República Mexicana y general en todo el mundo, porque es un lugar digno de ser conocido y disfrutado sanamente por niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, habiendo de todo para todos, lo que da la seguridad de ser un lugar emblemático y natural en la Ciudad de México.

Otras atracciones que existen en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos son los festejos religiosos y uno de ellos se realiza en la Iglesia de San Pedro Apóstol, cuya construcción antigua se distingue por tener una portada de estilo neoclásico, en donde se puede ver un friso formado con metopas y triglifos, los cuales son aspectos propios de la arquitectura griega, además de existir una cornisa grueza, tiene dos nichos que enmarcan el acceso a este recinto sagrado y cuenta con una gran cantidad de detalles y elementos de la religión católica. En este lugar se realizan varias diversas actividades culturales pero con fines religiosos que se realizan durante el año en la demarcación y entre los más importantes son la Semana Santa con representaciones de la vida de Jesús y que de acuerdo a datos del gobierno, al tomar en cuenta sólo la asistencia, este festejo solo es superado por el que se realiza en la Delegación de Iztapalapa.

Dicha representación se lleva a cabo desde finales del siglo XIX, convirtiéndose en una tradición fuerte, popular y muy visitada no sólo en dichos lugares sino en toda la República Mexicana, permitiendo que sea un gran evento religioso reconocido a nivel internacional. Es elemental señalar que la semana santa se hace en un festejo muy grande que dura siete días litúrgicos, en donde además de los eventos religiosos que se hacen y las representaciones antes señaladas, también se ponen varios puestos en las calles que rodean a la explanada delegacional y es conocida como la Feria de Semana Santa, en donde cientos de personas se reúnen para disfrutar de alimentos, bebidas, recuerdos religiosos, así como la participación en misas especiales, cantos, así como varias peregrinaciones en las calles principales de Cuajimalpa de Morelos.

También se realizan otras actividades que sus habitantes programan y organizan varias semanas antes del evento para que se cuente con la participación y asistencia de más personas, entre habitantes y turistas que desean conocer y vivir nuevas experiencias en cuestión de religión, llamando la atención de chicos y grandes. Otra parte de las atracciones se centra en el popular Carnaval en San Pedro Cuajimalpa y que es considerada la segunda fiesta religiosa más importante que se lleva a cabo en este lugar de la Ciudad de México. Todo inicia cuando algunos habitantes de la delegación participan al recibir la imagen procesional del santo patrón, el domingo de Carnaval es cuando salen muy temprano los llamados huehuenches, los cuales son hombres que están vestidos y caracterizados de mujer.

Todos los que se visten de forma llamativa bailan al compás de la música y recorren varias calles mostrando sus mejores pasos, haciendo bromas a los vecinos del pueblo, algunos los sacan a bailar y también piden una contribución económica. Más tarde se realiza la quema de cohetes y en la entrada principal del templo se coloca una portada de flores que son hechas a mano por personas que participan en esta tradicional elaboración como honor a la fiesta a su santo. Al caer la noche se da inicio a los toritos dorados que persiguen a las personas cercanas a la zona donde se hacen y después son quemados, siendo una forma de agradecimiento al santo patrono por permitir festejarle otro año más.

Otro festejo de connotación religiosa es el Día de la Candelaria que se celebra el viernes de dolores en San Pablo Chimalpa y las actividades que generalmente se realizan es reunirse en familia en una casa para festejar el día, habiendo tamales y atole pero también se ha optado por comer otros platillos mexicanos, dependiendo de la organización que cada familia tenga, en donde también hay música que puede en vivo o en reproductor, lo importante es convivir juntos y hacer que ese día siga siendo una tradición en México. Cabe señalar que la Avenida Juárez es la vía más antigua que existe en Cuajimalpa y es un camino largo que lleva desde la carretera México-Toluca hasta el centro de este lugar, por lo que es punto de referencia para muchas personas que visitan la delegación antes mencionada.

Para quienes desean realizar caminatas en el lugar, podrán ver que en varias calles de la delegación existen casas típicas, principalmente en la calle de Coahuila porque ahí siguen habiendo casas antiguas que siguen de pie en la actualidad. Una casa popular por los detalles en su exterior se encuentra junto a una fuente de piedra que se colocó en el año de 1902, misma que tiene el portal y el techo a dos aguas revestido de tejas, elementos muy tradicionales que forman la belleza de la construcción, así como varias ventanas con arcos que fueron hechos en tabique aparente porque ese fue el detalle distintivo de la casa. En otro lado hay muchas plantas sobre un balcón de celosía que aportan el toque pintoresco a ese lugar. Otro lugar muy visitado en la delegación es el Jardín Hidalgo con su  plaza principal, en donde podrá disfrutar del ambiente familiar y fresco que es aportado por sus grandes árboles y plantas de amplia fronda.

En ese jardín existen muchas bancas para descansar y tiene dos glorietas, en una de ellas se encuentra el típico quiosco ochavado que es algo muy distinguido en la República Mexicana y el punto de referencia casi obligatorio de visitar en un lugar. Justo frente al jardín Hidalgo se encuentra el Foro Pedro Infante que se construyó como un homenaje de los pueblos y colonias de la delegación Cuajimalpa de Morelos a dicha persona popular en la cultura mexicana, quien en dicha zona filmó una parte de la película "Vuelven los García". Es así como esta sección permite tener un panorama amplio sobre las atracciones principales que existen en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos, un lugar de gran tradición a pesar de que ha tenido un desarrollo durante el paso del tiempo y esto ha hecho que existan algunos cambios pero sus zonas de interés siguen siendo idóneas para ser visitadas por personas de todas las edades, sabiendo que encontraran todo lo que quieren conocer sobre el pasado histórico de cada lugar pero estando en el presente.

Economía

Economía de Cuajimalpa de Morelos

Uno de los ámbitos más relevantes a nivel mundial es la economía, misma que es la base para el desarrollo de cada sociedad y en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos constituye un aspecto esencial en la vida de sus habitantes porque saben que mediante su trabajo se puede obtener un pago y a su vez, permite el intercambio de bienes y servicios para adquirir todo lo que necesitan para vivir cada día. En este sentido se encuentra la Población Económicamente Activa conocida como PEA que se ha encargado de tomar en cuenta a las personas que trabajan y que están en edad de desempeñarse en una actividad y sector económico, considerando que el análisis que realizaron en el año de 1990 mostró que en la delegación mencionada había 39 138 ocupadas, cuya cifra se traduce en 97.4%.

Es elemental decir que en aquella época la PEA representaba el 32.7% del total de 85,973 habitantes que había de la zona delegacional pero esto ha ido cambiando con los años porque se ha dado un incremento poblacional y al mismo tiempo la demanda de trabajos de jóvenes y adultos. También existe quienes son considerados como población económicamente inactiva y básicamente se considera a las personas que sólo se dedican a laborales del hogar porque no reciben un pago por las actividades que hacen, siendo la gran mayoría con un 51.3% y el otro grupo considerado como inactivo es el de los estudiantes con un 39.4%, ambas situaciones se deben tomar en cuenta en la sociedad actual porque a pesar de no percibir ingresos, se dedican a otras cosas que también con relevantes y que permiten tanto el cuidado del hogar en general y la preparación educativa necesaria para salir adelante ante una sociedad tan competitiva.

El INEGI y otros organismos han hecho estudios sobre el PEA y los resultados que han publicado muestran que Cuajimalpa de Morelos, la gran mayoría de la población percibe entre uno y dos salarios mínimos de lo cual el 67.3% gana menos de dos salarios mínimos y también están quienes no recibe ingresos. De cierta forma se puede apreciar que muchas personas ganan menos que la minoría en esta delegación pero existe un nivel de pobreza importante en comparación con la situación económica existente en la Ciudad de México. Existen algunos indicadores que muestran este caso específico y uno de ellos son las necesidades y demandas que hacen sus habitantes a los gobiernos que ha habido en la delegación, otro punto es la necesidad de tener programas de inversión urbana en infraestructura, así como de equipamiento y servicios, para hacer que se desarrollen más empleos y vivienda de interés social que beneficien a las personas.

Existe subempleo en la zona y esto incide directamente en la calidad de vida de la población y hace que algunas personas decidan salir de su lugar de origen en busca de otros lugares en donde existen más vacantes en diferentes actividades laborales y los datos obtenidos muestran la existencia de 5 571 desocupados y sub-ocupados, lo que representa el 13.9%; lo contrario de esto es la creación de empresas que permitan general fuentes de trabajo y así evitar que se dé la emigración de la población que vive en la delegación, pero los que llegan a salir buscan las áreas de la metrópoli porque el nivel de desarrollo económico que se ha dado, ha sido muy grande y las razones principales que da a conocer el INEGI son la satisfacción de las necesidades de empleo para vivir.

Existen personas que trabajan las tierras agrícolas que se encuentran cerca de los poblados rurales de San Lorenzo Acopilco y San Mateo Tlaltenango, también están los habitantes de colonias populares que tienen suelo urbano como Lomas del Chamizal, Cooperativa Palo Alto, así como de suelo de conservación de los poblados rurales como Zentlápatl, Loma del Padre, Las Maromas y Xalpa. Cabe indicar que la agricultura se practica poco en la delegación de Cuajimalpa de Morelos debido a que la mayor parte de su territorio es urbano, lo que significa que existen muy pocos espacios de suelo para esta actividad que requiere de condiciones naturales y de suelo adecuadas para poder hacer un proceso completo que dé como resultado la obtención de diversos productos naturales obtenidos de la tierra.

Con el paso de los años se ha dado un crecimiento poblaciones muy importante en este zona de la Ciudad de México, haciendo que cada vez existan más necesidades para vivir, existiendo niveles de marginación en la población que tiene bajos ingresos, siendo quienes en su mayoría han tratado de buscar un terreno barato en donde se encuentra el suelo de conservación. En adición a eso, existe la escases de educación porque el INEGI muestra que hay muchas personas que comienzan a trabajar desde chicos y otros difícilmente han podido terminar la primaria o secundaria, sin existir una preparación integral debido al nivel de marginalidad que existe en la población y esto se debe a la falta de drenaje porque la topografía de la delegación de Cuajimalpa de Morelos ha hecho que el crecimiento se de más en poblados rurales en donde aún no existe el servicio señalado.

En cuestión de cifras, el instituto antes mencionado, muestra que en el año de 1990 había 3.2% de los niños entre 6 y 11 años de edad que no asistían a la primaria; en cuanto a la población mayor a 12 años, el 24.1% no cursó ningún grado escolar o tiene primaria incompleta; finalmente quienes no terminaron sus estudios de nivel primaria representaron el 32.5%. Sólo un 24.7% cursaron la secundaria o estudios comerciales completos, el 11.7% de la población terminó el nivel bachillerato, técnico o comercial y únicamente el 5.5% tiene un grado profesional de licenciatura. Otra parte de la información se centra en los censos económicos que se han realizado en el país y de manera específica en Cuajimalpa de Morelos en el siglo XX se dio un gran crecimiento de empresas y comercios en dicha delegación, siendo de mayor volumen los puestos de trabajo.

El comercio ha sido el más desarrollado a nivel local porque ha permitido dar más ingresos a comerciantes y trabajadores en este sector. La prestación de servicios ocupa el segundo lugar en cuestión de importancia y en tercer lugar está la actividad industrial. La mayor parte de la población se encuentra realizando una actividad comercial y forma parte del complemento a la economía familiar, mientras que los servicios profesionales y técnicos están presenten en esta área de la Ciudad de México, lo cual se ha desarrollado con el tiempo gracias a los desarrollos corporativos que se han hecho en zonas como la de Santa Fe y Bosques de la Lomas, abriendo oportunidades laborales para la población local y en general a quienes llegan a la delegación en busca de oportunidades de crecimiento.

Cabe indicar que las actividades más productivas consideradas por el INEGI y en general por la población que vive en la delegación, son las manufactureras en donde se concentra la transformación química y de plásticos. Esto da paso a indicar que los tres subsectores más importantes que se consideran por unidades económicas logran agrupar el 85.7% de éstas y son los productos alimenticios, bebidas y tabacos, las industrias de la madera y productos hechos de madera, así como los productos metálicos, la maquinaria y equipo utilizado en eso. Ahora bien, los tres subsectores más relevantes en cuanto a ocupación de mano de obra son los productos alimenticios, bebidas y tabaco, las substancias químicas y productos derivados del petróleo, y productos metálicos, maquinaria y equipo, porque esto permite agrupar el 82.9% de la mano de obra manufacturera existente en la localidad.

El sector comercial al por menor logra agrupar el 94.7% de las unidades comerciales que hay en la delegación y tiene el 64.1% del personal ocupado que se centra en esta actividad y obtiene el 87.4% de los ingresos generados en este sector a nivel delegacional. Por otra parte está el sector de servicios de lo que se desprenden tres subsectores preponderantes y se consideran de esa forma porque tienen el mayor número de unidades económicas y son los restaurantes y hoteles, los servicios profesionales técnicos especializados y personales, además de la prestación de servicios de reparación y mantenimiento, haciendo que todos puedan agrupar el 90.8% de la unidades económicas de este sector. En cuanto a los trabajadores que se encuentran desempeñando alguna actividad relacionada con dicho sector mencionado, se concentran en los subsectores de servicios educativos, de investigación, médicos, asistencia social; otra parte en los restaurantes y hoteles, otro grupo está en la prestación de servicios profesionales técnicos especializados y personales, haciendo que en conjunto representen el 81.1% del sector delegacional.

Los ingresos que se han generado con el tiempo se centran en los tres subsectores de restaurantes y hoteles, otro es el de servicios profesionales, técnicos especializados y personales; y los servicios relacionados con la agricultura, ganadería y la construcción, haciendo que en conjunto representen el 84.2% del sector delegacional. Gran parte de los habitantes de Cuajimalpa de Morelos se desplazan a otras delegaciones para trabajar. La población económicamente activa que es parte del sector primario se centra más en áreas rurales como en los poblados de San Lorenzo Acopilco y San Mateo Tlaltenango. En cuanto a la concentración del sector secundario, las zonas en donde se da más el desarrollo de la industria de la construcción son en los fraccionamientos habitacionales de Lomas de Vista Hermosa, Contadero y Santa Fe.

Con relación al sector terciario existe la actividad comercial considerada como formal y se ubica en las avenidas de Stim, Paseo de las Lilas, Bulevar Paseo de la Reforma, Noche de Paz, Pastores, Héctor Victoria, Jacarandas, San José de los Cedros, Castorena, Jesús del Monte, Guillermo Prieto, Juárez, Veracruz, Ocampo, 16 de Septiembre, Arteaga y Salazar, División del Norte, Prolongación Juárez, Abasolo, Lázaro Cárdenas, Puerto México, Camino al Bosque, Constitución, Independencia, Reforma, La Venta, Monte de las Cruces, Leandro Valle, San Miguel y en el camino San Mateo-Santa Rosa, aunque también es elemental decir que existe el comercio informal mediante pequeños puestos ambulantes en diferentes calles y avenidas de la Delegación de Cuajimalpa de Morelos, la cual se trata de regular con programas que el gobierno local ha implementado pero se continúa trabajando para poder hacer que ese tipo de comercio sea regular y formal.

El comercio informal se encuentra aproximadamente en el 70% ubicado en el suelo urbano, en avenidas principales como José Ma. Castorena, Carretera México-Toluca, San José de los Cedros, Avenida Stim y Bosques de Reforma, mientras que el 30% restante está presente en lo que se cosidera el suelo de conservación y los lugares en donde se pueden ver son los poblados rurales de San Lorenzo Acopilco, San Mateo Tlaltenango, en la Avenida San Miguel en Xalpa  y en algunas zonas cercanas a la Carretera Federal México-Toluca. Cabe decir que se considera actividad informal a tianguis y mercados sobre ruedas, lo que significa que siempre cambian su ubicación en diferentes días de la semana, a diferencia de esos dos centros de comercio que son formales porque están establecidos de manera permanente o cuentan con el persmiso necesario otorgado por parte del ayuntamiento local.

Adicional a lo anterior, dentro del sector terciario también se encuentra la prestación de servicios educativos privados, los cuales se obtienen en diversas instituciones que se encuentran en el Fraccionamiento Lomas de Vistahermosa, así como en otros lugares de la delegación, siendo escuela de paga porque los padres de familia deben pagar una cuota mensual o en determinado tiempo de acuerdo al reglamento de cada centro educativo. Es elemental señalar que la actividad agropecuaria, en la situación existente en la Delegación de Cuajimalapa de Morelos es calificada como muy básica porque cuenta con una pequeña superficie sembrada y la cosechada que se obtiene ha ido disminuyendo con el tiempo, principalmente durante el periodo comprendido entre los años de 1987 y 1993, en cuanto a las tierras improductivas durante el mismo periodo, existieron cerca de 153 hectáreas.

En cuestión de la ganadería, esta actividad es prácticamente inexistente en la delegación. Esta situación se da mucho más en los poblados cercanos a dicho lugar en la Ciudad de México, en donde se ha reflejado una tendencia de cambio que han sufrido varios lugares en donde el ambiente rural ha hecho que ese sector se dé poco, en comparación con otros sectores y actividades. Ahora bien, la producción que se ha desarrollado a nivel delegacional contempla algunos productos cultivados como los que son cíclicos y ahí están el maíz, avena forrajera, frijol y haba; también están los cultivos perennes como el capulín, durazno, peral, ciruelo y chabacano. Estos productos naturales han tenido varios cambios a través de los años pero a pesar de que es una actividad poco realizada, continúa produciendo algunas cosas que después son comercializadas.

La agricultura existente en la actualidad se desarrolla en áreas de propiedad social como en los terrenos ejidales de San Mateo Tlaltenango y otros terrenos comunales ubicados en San Lorenzo Acopilco. A pesar de que se practica dicha actividad, no constituye un elemento de fuera para movilizar la economía local, lo cual se debe a que su realización depende siempre del estado del clima en general, así como en las características del suelo, junto con la falta de producción en suelos naturalmente agotados por la intervención de maquinaria. Por otro lado, en la zona de la Delegación de Cuajimalpa de Morelos existen diversos sitios atractivos para habitantes y turistas y que son de interés histórico, cultural, social y recreativo, los cuales forman parte de la fortaleza que existe en cuanto al turismo de este lugar.

El hecho de que se exista lugares que son interesantes para las personas, hace que el turismo se pueda dar en el lugar, en donde existen varias zonas tradicionales en poblados rurales de origen prehispánico que es en donde se celebran diversas fiestas religiosas y populares en donde año con año se cuenta con la participación de la población y de personas que visitan la delegación y sus zonas aledañas. Algunas zonas o puntos de reunión de festejos religiosos son la La Parroquia de San Pablo Chimalpa que fue construida en el Siglo XVI, otro lugar religioso es la Parroquia de San Lorenzo Mártir, El Bautisterio y la Capilla, las cuales fueron fundadas por el señor Vasco de Quiroga en San Lorenzo Acopilco, otro lugar es el Rancho Turístico Los Laureles y la Parroquia de San Mateo Apóstol ubicada en San Mateo Tlaltenango, está la Parroquia de San Pedro Apóstol.

Asimismo existen otras edificaciones culturales e históricas como la Casa de la Cultura, el jardín y la casa de Hidalgo que están ubicados en la zona centro de Cuajimalpa de Morelos. Esta sección permite ver que la cuestión económica de este lugar ubicado en la Ciudad de México se rige por la realización de diversas actividades que se encuentran dentro de tres sectores, el primaria, secundario y terciario, haciendo que su población decida centrarse en hacer algo de su interés para poder obtener un pago que permita vivir cada día. En la sociedad del siglo XXI se han planteado más cambios en este ámbito pero también se ha dado en lo educativo, cultural, social, político, turístico y otros aspectos que sin duda influyen directa o indirectamente en la vida económica de la localidad y al mismo tiempo a nivel nacional.

Tiempo

Tiempo en Cuajimalpa de Morelos

El clima que existe en la Delegación de Cuajimalpa de Morelos es considerado como uno de los más variados que existen en la Ciudad de México, lo cual se debe a las diversas zonas que lo conforman, en donde está la más baja que están muy cerca de la Delegación Miguel Hidalgo en donde el clima tiende a ser caluroso la mayor parte del año, mientras que en las zonas intermedias y altas es de media montaña y esto significa que tiende a ser semifrío, en donde el termómetro ha registrado durante varios años una temperatura anual promedio de 17°C. Cada época del año generalmente cambia y modifica de manera natural la temperatura que se siente, siendo durante el verano cuando hace más calor porque se han llegado a alcanzar hasta 35°C, lo que en el invierno varía drásticamente porque la temperatura baja y se llega a registrar de -3°C.

La época pluvial está presente casi todo el año, habiendo días de lluvia ligera, otros son moderados y unos más son de días lluviosos muy intensos. La mayor parte de los días de lluvia se encuentran en el verano y en cuanto a la velocidad del viento, el registro obtenido por el Sistema Meteorológico Nacional muestra una gran variación en cuanto a las rachas que han existido en esta parte del D.F. siendo de 3, 5, 7, 10 kilómetros por hora, pero cambia en cada temporada de acuerdo a las estaciones del año. Estos datos permiten tener un panorama amplio y general sobre el tipo de clima y temperatura que existe en Cuajimalpa de Morelos, señalando que se debe a la ubicación geográfica que tiene en la República Mexicana, así como el punto en donde se encuentra dentro de la Ciudad de México, por eso tiene un ambiente muy similar al de otras delegaciones cercanas a ésta.

'